Bears,
illustrated

Castellano / English

Enero por

Mister Guiang

desde Albuquerque, NM (EEUU)
misterguiang.tumblr.com

Desde hace dos años y medio, he enfocado los sujetos de mi trabajo a lo que más me atrae. No tienen por qué ser necesariamente osos, pero llevo largo tiempo fascinado con el vello facial de los hombres, más aún cuando sus cuerpos están adornados con pelo. Al margen del físico y la personalidad del individuo o personaje que dibujo, tiendo a concentrar la atención en su expresión severa. Entre todas las manchas suaves de grafito que recorren el papel, intento calmar la pieza con una explosión de motivos florales repartidos por mis composiciones. A veces un toque de rotulador dorado o plateado ayuda a rematar la faena.

Desde que dibujo personajes masculinos exclusivamente, a menudo me pregunto si pertenezco al género homoerótico o no. A veces me encanta dibujar a un tío con una pinta tremenda y un cuerpazo, importándome un comino expresar el acto sexual en la imagen. De vez en cuando, si me encuentro con una escena porno bien iluminada (y creedme, la buena iluminación escasea en la industria del cine para adultos), no dudaré en hacer un pantallazo y usarla como referencia para un dibujo. Qué curioso dónde un creativo puede encontrar inspiración, ¿verdad?

Podéis interpretar mi trabajo como queráis pero tiendo a recibir un comentario de que parece suave y amable, que nunca ha sido mi intención pero parece ser siempre un tema de debate. Supongo que podría tratarse de un contraste pronunciado contra lo que acostumbro a ver como “masculino” en los hombres que retrato. Quizás sea mejor no cuestionar por qué amamos hacer las cosas que hacemos, simplemente continuar con el acto de creación. Lo dejo en vuestras manos, disfrutar de los garabatos que salen de mi cabeza ¡y ojalá que os haga volver a por más!

Gracias a Christian por dejarme ser parte del retorno de Bears, illustrated. Es un honor ser parte de una lista de artistas que, a pesar de venir de diferentes caminos vitales, estamos unidos por nuestra admiración por lo que llamamos “osos”. ¡Un brindis por más arte peludo en 2017!

Volver a la página principal